Los elefantes

Miércoles, 9 Julio   

Los elefantes africanos y asiáticos son los animales terrestres más grandes del planeta, únicos sobrevivientes de una gran familia conocida como Proboscidea. Y su vida en los tiempos modernos está marcada por una conflictiva convivencia con los seres humanos.

De acuerdo con información disponible en Internet, en el pasado la orden Proboscidea tuvo más de 300 integrantes, pero todos se extinguieron, salvo las dos especies que conocemos hoy en día. El elefante africano lleva el nombre científico de Loxodonta africana, mientras que el asiático es llamado Elephas máximus.

Características como su tamaño y su trompa siempre han llamado la atención. Pero además los elefantes tienen otras peculiaridades: viven en familias estrechamente vinculadas, tienen manifestaciones de afecto inusuales y poseen excelente memoria.

Y también llevan un raro adorno, los colmillos de marfil, un atributo que paradójicamente ha sido la principal causa de disminución de las poblaciones de estas especies, debido a que se trata de un material altamente cotizado.

La caza de elefantes para la extracción de marfil es considerada aún como la peor amenaza contra estas especies y ha generado una serie de iniciativas de conservación a nivel internacional, incluyendo la restricción al comercio de este producto.

Entretanto, cada vez hay más conflictos entre las poblaciones de elefantes y de humanos que comparten los mismos ecosistemas, otro factor capaz de alterar el potencial de supervivencia de esta especie.

En algunos casos los pobladores humanos se quejan de una excesiva presencia de elefantes como resultado de las iniciativas de conservación y en algunos casos han pedido suavizar las restricciones al marfil. En otros casos, las familias de estos mamíferos enfrentan difíciles condiciones de vida en ecosistemas alterados por prácticas agrícolas.