Los gatos persas nacen con mucho pelo

Martes, 12 Agosto   

Por otra parte, a diferencia de la mayoría de las otras razas, las crías nacen recubiertas con mucho pelo, relativamente corto, que los hace más aceptables a primera vista; y esto, según los entendidos, es lo que cuenta. A las seis semanas comienza a crecerle un espléndido pelo largo y se puede empezar a peinarlo con “efectos estéticos”.

Aunque tengan un carácter bien definido, se puede decir que es una herencia del esquema de conducta general que ostenta el siamés. Existe una variedad con características de vedette entre la raza, que es el persa de ojos azules; pero es muy difícil lograrlo y, por lo tanto, resulta casi imposible contemplarlo en exposiciones convencionales.