Pez Dermatologo

Martes, 19 Agosto   

El mundo acuático no deja de sorprendernos para bien y para mal. Unos pececillos pueden usarse como tratamiento de belleza. La pecera, además de ser una lata para el encargado (si, normalmente el dueño del mando a distancia) puede usarse como deposito de peces para hacerse interesantes “peelings”

“Pez dermatólogo”, es el nombre popular que se le da a dos especies de pez: Garra rufa y Cyprinion macrostomus, que se viven en algunas piscinas al aire libre en Turquía y que se alimentan de la piel muerta de los pacientes con psoriasis, Los peces dejan la piel sana limpia y, por tanto, tienen propiedades de sanación. Los peces dermatólogo se han convertido en una franquicia mundial y se han vuelto muy famosos en Japón desde hace poco.

Garra rufa vive en los ríos de Turquía, Siria, Iraq e Irán. En Turquía, debido a su reciente popularidad dermatológica, es una especie protegida. Es una especie que se puede criar en casa aunque no parece que el comportamiento de mordisquear la pieles se manifieste en esas circunstancias ya que, normalmente, en los acuarios domésticos están “cebaditos”. Para tirarse a por las pieles necesita pasar hambre.

Este pequeño pez comenzó a usarse en Turquía debido a su hábito de comer células epidérmicas del estrato córneo (las llamadas “células muertas”). Allí comenzó a utilizarse como tratamiento paliativo en enfermos de psoriasis y otras enfermedades dermoproliferativas. En este país es una especie protegida para evitar su sobreexplotación.

En 2006 se abrió en Japón el primer establecimiento que usaba los “servicios” del Garra rufa y, como suele ocurrir en el país del sol naciente, rápidamente se desató una fiebre que se ha extendido a China y a Corea del Sur. Otra especie utilizada para estos menesteres es Cyprinion macrostomus.